Cronicas

728x90 AdSpace

  • Noticias

    sábado, 17 de junio de 2017

    Los Grandes Momentos del Doctor: los 13 de Doctor Who

    Ha llegado la temporada que todos los fans de Doctor Who aman y odian: el momento de la regeneración. Después de tres temporadas, Peter Capaldi dejará el programa a fin de año y como siempre todos los fans nos quedamos con algo de tristeza y aprensión; ya nos habíamos acostumbrado a Peter en el papel, y nos lo arrebatan. Pero eso es parte de ser fan de Doctor Who y la razón primordial por la que el show será eterno. Siempre habrá un nuevo Doctor, y el ciclo iniciará otra vez. 
    Pero tomemos un descanso para recordar a los Doctores del pasado y seleccionar sus mejores momentos.

    El Primero: William Hartnell
    Hartnell fue el que originó el rol, y en muchos aspectos, era un personaje completamente diferente en ese entonces. Su Doctor era refunfuñón y tenía que ser persuadido, a veces obligado, a hacer lo correcto en las situaciones en las que se encontraba. Incluso se podría decir que no era precisamente el protagonista, sino que tenía más bien la función de “profesor” en lo que era un programa de edutainment que tenía como propósito educar a los niños y frecuentemente le cedía el tragaluz al heroísmo que desplegaban sus compañeros, los verdaderos protagonistas del show.

    Moment of Awesome: “A dandy and a clown?” - The Three Doctors 
    The Three Doctors fue el especial del 10 aniversario de Doctor Who y prepararon la celebración en grande. No solo veríamos al Tercer Doctor conocer al Segundo, sino que la amenaza seria tan enorme que los mismísimos Time Lords permitirían que se encontraran con el Primer Doctor de todos. Hartnell ya se encontraba muy enfermo y débil para esas fechas (fallecería un par de años después) y no pudo estar en el set con los demás actores, pero mediante la aparación en un monitor sería suficiente para establecer su carácter y soberanía.

    El Segundo: Patrick Throughton 


    No hay nada mejor para establecer las credenciales de un fan que saber en dónde pone a Throughton en su lista. Un verdadero fan lo pone en los primeros lugares. ¿Por qué? Porque si bien Hartnell se merece todo el crédito por haber sido la primera encarnación del Doctor, fue Throughton el que estableció su personalidad: podía ser en ocasiones ridículo, pero también lo matizaba con seriedad y amenaza para sus enemigos. Además de que al tomar el rol, probó que el concepto de la regeneración y el reemplazar al protagonista podía funcionar. Un actor menor lo hubiera hundido, pero con su talento y carisma Throughton sacó el show a flote y lo estableció como una de las franquicias más importantes de la historia de la televisión. La mayoría de los actores que han interpretado al Doctor y los productores le dan el crédito que se merece a Patrick y lo mencionan como una de sus principales inspiraciones. Los que no, simplemente están mintiendo.

    Moment of Awesome: “Nobody in the Universe can do what we are doing - Tomb of the Cybermen 
    Muchos de los momentos que elegí están llenos de acción, pero para Throughton me decidí por esta pequeña conversación que tiene durante un momento de paz mientras están el planeta Telos. Dos de las características esenciales del Doctor es su irreducible compasión y su edad y sabiduría. Aquí se toma un respiro para reconfortar y asegurar a Victoria que el dolor que siente por la muerte de su familia será pasajero. Ambas se pueden ver en los ojos de Throughton a lo largo de la escena, aun sin siquiera escuchar sus diálogos.


    El Tercero: Jon Pertwee 


    Pertwee trajo un cambio radical a la serie: seria transmitida en color por primera vez. También conllevó un cambio narrativo: para ahorrar dinero, se manejó que el Doctor había sido desterrado a la Tierra, por lo que durante algunos años sus aventuras fueron marcadamente terrícolas. Eran los inicios de los 70’s y, como todo buen personaje que se precie de permanecer en el gusto del público, se adaptó a sus circunstancias. Pertwee fue más sofisticado y debonair que sus predecesores, con un gusto por la acción y, como miembro de UNIT, el espionaje. No era precisamente James Bond o Six (de The Prisioner) pero este Doctor tenia estilo.

    Moment of Awesome: “Just a minute...” - Planet of the Spiders 
    Cuando dije que el Tercero era un Doctor de acción no estaba exagerando. En esta escena de Planet of the Spiders lo vemos despachando a media docena de esbirros de la Reina Araña de Metebellis 3 usando lo que denominaba “Aikido Venusiano”. Los productores querían hacer al personaje más dinámico, pero sin traicionar sus raíces y se decidieron por una aproximación del aikido porque sus movimientos son defensivos.


    El Cuarto: Tom Baker
    Para muchos, Tom Baker es el Doctor por excelencia y es difícil contradecirlos. En mayor o menor medida, todos los actores aprecian haber interpretado al Doctor, pero dudo que algún otro haya sentido tanta llena y plena alegría al actuarlo. La combinación de su locuaz mirada e idiosincrática voz lo hacen uno de los Doctores más particulares, además de la peculiaridad de su atuendo: su larga bufanda de colores y su sombrero convierten a la vestimenta de su Doctor en lo que es prácticamente su más distintivo atuendo superheroico. No solo eso, Tom se benefició de lo que ha sido la carrera más larga de todos los actores que han interpretado al personaje – 7 años en el papel – y de lo que fue posiblemente la serie de más alta y constante calidad en los guiones de la corrida original del programa.

    Moment of Awesome: “Do I have the right?” - Genesis of the Daleks
    Genesis of the Daleks is considerado como uno de los mejores seriales del Doctor Who clásico, y en él vemos la primera aparición del maligno Davros y la historia de la creación de la raza antagonista principal de la serie, además de que la establece como una analogía directa de los Nazis sin nada de sutilidad. Aquí el Doctor se encuentra con una de las preguntas filosóficas perennes de la Ciencia Ficción: ¿se debe de matar a un monstruo genocida antes de que lo sea? El Doctor tiene la posibilidad de exterminar a los Daleks y aunque la respuesta dada por el show no es particularmente satisfactoria, Tom Baker agoniza sobre la cuestión con todas sus capacidades actorales.


    El Quinto: Peter Davison 

    Seguir a Tom Baker era una tarea muy difícil, y los productores decidieron irse por una ruta segura. El Quinto Doctor no tuvo una personalidad sobresaliente, no tenía esa energía maniática del Cuarto o el estilo del Tercero, pero Peter Davison era agradable y se beneficiaba de la alta calidad de los guiones que continuó durante la mayor parte de su corrida. Se le conocía por portar un pedazo de apio en la solapa.

    Moment of Awesome: “Only Enough for You” -  Caves of Androzani
    No fue la primera vez que un Doctor sacrificaba una de sus vidas, pero si fue la primera en la que lo hizo para salvar a uno de sus compañeros de una manera íntima y heroica, además de que este serial es generalmente reconocido como uno de los mejores de Doctor Who. El Doctor y Rani habían sido afectados al encontrar la forma pura y letal de una droga, y aunque logran conseguir dos dosis del antídoto, uno se pierde en el camino y el Doctor no duda en darle a su compañera la única dosis en su poder. Es un momento de puro heroísmo para salvar a Rani, antes de que su siguiente encarnación la trate de asesinar…


    El Sexto: Colin Baker 





    El Doctor es, casi por definición, un personaje cuyas habilidades lo hacen arrogante y condescendiente, dos características que son disimuladas mediante carismáticas actuaciones y distintos despliegues de calidez y heroísmo. El Sexto Doctor no tiene nada de eso, por lo que esta versión es casi insoportable. En su primera aparición lo vemos estrangulando a su compañera (la que el Quinto acababa de salvar) y los momentos bajos del programa parecen no tener fin. No ayuda que en esa época los ejecutivos de la BBC querían matar al show y los guiones son deficientes y absurdos. El Doctor es muchas cosas, pero nunca debe de ser un inestable sociópata. Hablando de absurdos, su aparición final en The Trial of the Time Lord es un monstruo de 14 vastamente poco intersantes partes.

    Moment of Awesome: “You’ll forgive me if I don’t join you” - Vengeance on Varos 
    Vengeance of Varos es posiblemente uno de dos o tres seriales rescatables del Sexto Doctor. Una bien realizada – y profética – parodia de los Reality Shows también contiene esta escena del Sexto Doctor en la que tumba a uno de sus enemigos a una tina llena de ácido con la correspondiente frase de héroe de acción al final. Apropiada para el tipo de Doctor que fue, supongo. 


    El Septimo: Sylvester McCoy 


    Pobre Sylvester McCoy. En la BBC seguían queriendo matar al pobre Doctor, y posiblemente por eso eligieron la caracterización del Séptimo Doctor como un bufón inútil que ni siquiera gracia tenia y cuyos patrones de discurso eran bastante irritantes. Por otra parte, eso innoble inicio es lo que hace al Séptimo uno de los Doctores más fascinantes y sobresalientes, porque a lo largo de las siguientes dos temporadas, poco a poco se va revelando como su versión más sombría, oscura y manipuladora; un maestro ajedrecista que en ocasiones puede ser implacable contra sus enemigos, todo bajo la amable faz de Sylvester McCoy. Desafortunadamente, esos matices llegaron muy tarde, y el show nunca se pudo recuperar de esa desastrosa primera temporada, y McCoy tiene la carga de haber sido el Doctor en turno cuando la serie fue finalmente cancelada.

    Moment of Awesome: “You think I would let you have control of the Hand of Omega?” – Remembrance of the Daleks 
    Remembrance of the Daleks es cuando la serie inicia el descenso moral del Séptimo Doctor. El Doctor y los Daleks, encabezados por su creador Davros, se encuentran en la Tierra buscando The Hand of Omega, un artefacto de los Time Lords de la antigüedad de incalculable poder. Al final, Davros la obtiene y el Doctor se burla de él, casi incitándolo para que la active ante el horror de todos los ahí presentes. Cuando finalmente Dacron lo hace para destruir la Tierra es cuando el Doctor revela su plan: todo el tiempo estuvo en control de la situación y permitió que Davros obtuviera el arma porque sabía que la usaría y con eso sellaría la destrucción de los Daleks. Jaque Mate, Davros. 


    El Octavo: Paul McGann



    Algunos años después de la cancelación se intentó revivir el programa, solo que con más AMERICA. Parte del experimento radicaba en elegir como Doctor a un joven atractivo y valeroso para que tuviera tensión romántica con su compañera y aunque diez años después esta fórmula tendría un éxito rotundo, la película para la televisión que serviría de piloto fue muy decepcionante; un curioso Frankenstein que no era el Doctor Who clásico y que se sentía extraño al quererle insertar una narrativa más estadounidense. Una lástima, ya que la actuación de McGann fue la parte más sobresaliente de la cinta y hubiera sido un gran Doctor si se le hubiera dado oportunidad.

    Moment of Awesome: “Not the one you were expecting” – The Night of the Doctor 
    20 años después de su primera y única aparición, McGann regresó en un corto que formaba parte de la celebración del 50 aniversario del programa. Su Doctor ya no es el joven ingenuo que veía el mundo con los ojos casi de un niño, sino un veterano de guerra dispuesto a hacer un enorme sacrificio. Ojalá veamos a McGann en el rol de nuevo en un futuro.

    El Guerrero: John Hurt



    Este es un Doctor retroactivo, creado para explicar la participación del Doctor en la Time War y su terrible decisión de destruir a todos los Time Lords y a los Daleks. Con toda la mitología que se había creado alrededor de esos sucesos, no se necesitaba mucho para crear un memorable Doctor, pero aun así decidieron contratar a John Hurt para el papel, haciéndolo instantáneamente uno de los mejores Doctores de la serie.

    Moment of Awesome: “Never give up, never give in” – The Day of the Doctor 
    Los tres Doctores se reúnen para evitar un genocidio y recordarle al War Doctor lo que había olvidado: el significado del Nombre del Doctor. Es sin duda uno de los más grandes momentos de la serie y John Hurt logra transmitir el cansancio y la agonía de la decisión que sabía que tenía que tomar, y la genuina alegría al darse cuenta que podía ser evitada si tan solo recordaba la promesa que había hecho al tomar su nombre.


    El Noveno: Christopher Eccleston
    Ecceston cargaba con muchas expectativas, era el regreso del Doctor después de 17 años y tenía que introducirlo en la era moderna, y gracias a la combinación de su personalidad, la química con su compañera y los excelentes y divertidos guiones cumplió su labor y es recordado con mucho cariño a pesar de que las condiciones laborales no fueron de su agrado y duró apenas una temporada como el Doctor. Su Doctor, que se había regenerado después de la terrible Time War, sufría de algo parecido al estrés postraumático y podía ser en ocasiones oscuro, pero gracias a la cálida interpretación de Eccleston nunca llegaba a ser sobrecogedor. Eccleston marcó la pauta de lo que seria el Doctor Who del Siglo XXI.

    Moment of Awesome: “Everybody lives!” – The Doctor Dances 
    Este es uno de los momentos más bellos del Doctor y demuestra lo que lo hace único: nunca está más lleno de dicha y alegría que cuando nadie muere. 


    El Décimo: David Tennant 



    David Tennant es generalmente considerado como el mejor Doctor de todos los tiempos y es fácil reconocer por qué: su Doctor es la síntesis perfecta de todos los que lo precedieron en el rol, desplegando un asombroso rango en su caracterización. El Décimo podía ser jocoso y gregario, y después pasar a ser sombrío y despiadado con sus enemigos, siempre siendo intensamente carismático. La diferencia es que además de todas esas cualidades se cumplió lo que habían intentado hacer hacia 20 años con Paul McGann: hacer del Doctor una figura atractiva y gallarda que no solo era inteligente y sabio, sino que hacía que todas sus compañeras se enamorarán de él. Este Doctor era joven y sexy. La labor que hizo fue titánica y fue la que empezó a abrirle las puertas de todo el mundo a lo que era un show solo amado por Gran Bretaña y un reducido puñado de nerds alrededor del mundo. Es el estándar dorado de cualquier franquicia: crear nuevos fans pero sin perder la esencia del personaje y el cariño de los fans que ya existen, y una gran parte de eso se debe al dominio que tuvo Tennant de su papel.

    Moment of Awesome: “As if I would ask her to kill” – The Last of the Time Lords 
    Muchos escogerían como mejor momento del Decimo el brutal e irónico encarcelamiento de sus enemigos por toda la eternidad en The Family of Blood, pero para mí, por más impresionante que sea ese momento, no representa las mejores cualidades del Doctor, las que sí vemos durante este enfrentamiento con su archirrival, The Master. The Master ya había conquistado el mundo y esclavizado a la humanidad, siendo el único obstáculo restante Martha, la compañera del Doctor, que estaba buscando las piezas de un arma para eliminarlo. La sonrisa de Martha lo dice todo. Tal arma nunca existió, y el Doctor nunca le pediría que matara, lo que hacía era diseminar la esperanza en nombre del Doctor para usar el mecanismo de opresión de The Master a su favor. Es lo que muestra lo mejor del Doctor: su inteligencia, su habilidad para estar dos pasos por delante de todos, y su interminable compasión


    El Onceavo: Matt Smith 




    Si David Tennant le abrió las puertas del mundo a Doctor Who, Matt Smith lo aventó a través y nunca miró atrás. Durante su periodo, Doctor Who se convirtió en un verdadero fenómeno mundial, y la calidad visual y narrativa del show alcanzó niveles nunca antes sospechados. Su Doctor era pura energía maniática; siempre en movimiento, siempre corriendo de un lugar a otro, pero lo impresionante es que todo eso tenía una razón fundamentada en la caracterización: a pesar de que Smith es el actor más joven que ha interpretado al Doctor, logró imprimirle una melancolía y una tristeza apropiadas para un personaje de más de dos mil años de edad. Su Doctor no se dejaba de mover porque el pasado era demasiado doloroso para que lo alcanzara. Otro cambio notable: su Doctor dejó de ser un aventurero para ser posiblemente el más grande guerrero en la historia de la galaxia, capaz de acobardar a sus enemigos con la mera mención de su nombre.

    Moment of Awesome: “I. AM. TALKING.” – The Pandorica Opens 
    Debido a eso último, escoger un momento para el Onceavo es particularmente difícil, ya que constantemente hacía gala de su AWESOME en múltiples episodios, incluyendo el primero en el que hace huir a toda una raza extraterrestre de la Tierra al mostrarles que él la protege. Pero me decidí por este. La Pandorica era un arma terrible que hacía peligrar a todo el universo, por lo que todas las razas de la galaxia la buscaban. Pero el Doctor toma el micrófono y anuncia que él la tiene en su poder, aunque no tiene ni un plan ni ningún respaldo. Les hace una advertencia - les pide que recuerden todas las veces que los ha derrotado en el pasado y que hagan lo inteligente: dejen que alguien más intente quitársela primero. Nadie lo hace.

    El Doceavo: Peter Capaldi 




    Después de la juventud y galanura de los dos anteriores Doctores, el show decidió regresar algo más clásico: un Doctor de edad medio avanzada y que a diferencia de sus predecesores, era mucho más brusco y tosco, eliminando la tensión romántica con sus jóvenes compañeras; es aceptable que un personaje de dos mil años romanceé muchachas jóvenes cuando luce como Tennant o Smith, pero no como Capaldi, a pesar de que el personaje sigue teniendo dos mil años. El cambio no podría haber sido más drástico, pero gracias a que Capaldi es uno de los mejores actores que han interpretado al Doctor, no hubo cambio en la calidad del programa. Doceavo podría parecer más brusco y despiadado que otros Doctores, pero en realidad sigue siendo una persona que le importa profundamente el salvar vidas inocentes, solo que tiende a ser un poco más pragmático concerniente a aquellas que no puede salvar.

    Moment of Awesome: “Break the cycle “ – The Zygon Inversion 
    Si encontrar un momento de los dos anteriores fue difícil, en el caso de Capaldi fue fácil (y el staff de Crónicas del Multiverso está de acuerdo). Esto no es porque haya un déficit de grandes momentos en la historia del Doceavo, sino porque rara vez alguien ha alcanzado los niveles de maestría actoral que Capaldi logra en este discurso sobre la futilidad de la guerra. No quiero ni imaginar las profundidades a las que tuvo que llegar para lograr ese genuino dolor en su mirada y su resquebrajada voz, y es un hecho que este discurso dejo una impresión indeleble en la historia de Doctor Who


    Todavia falta ver la regeneración de Peter Capaldi, y los rumores indican que podría algo tan memorable como cualquiera de los momentos que escogí, y aunque todavía no sabemos exactamente Quién será el (o la) Treceava encarnación del renegado Señor del Tiempo, tengo fe que el programa continuará dándonos grandes historias durante muchos años más. No se pierdan Crónicas del Multiverso porque hablaremos de ello en las semanas por venir.

    --Héctor

    Autor: Héctor Guerra

    Héctor todas las noches se dedica a combatir el mal en todas sus formas, aunque muchos piensan que es una excusa para salir a la calle en ropa interior. Además es miembro fundador de Crónicas del Multiverso.

    Website: 1 Multiversity Loop

    • Facebook
    Scroll to Top