Cronicas

728x90 AdSpace

  • Noticias

    sábado, 12 de noviembre de 2016

    Clásicos secuenciales: The Captain


    ¡El presidente despide al Cap! Cuando Steve Rogers se rehusa a convertirse en un operario del gobierno, el es despojado de su uniforme, título y escudo… ¡Y un nuevo Captain America ha nacido! 
    John Walker, el anterior Super-Patriot y futuro U.S. Agent, junto con su compañero Bucky, el futuro Battle Star, hace lo mejor que puede para llenar los enormes zapatos que ha dejado Rogers.
    Pero ¿puede con la presion, especialmente cuando sus padres fueron atrapados en un fuego cruzado?
    Y nunca se puede dejar afuera a Steve Rogers. Utilizando un nuevo uniforme, convirtiendose en el Captain.


    Cuando se habla de los escritores "definitivos" de ciertos personajes, todo el mundo sabe que Chris Claremont lo es en los X-Men, Peter David en Hulk o Walter Simonson en Thor. Sin embargo en el caso de Captain America no es uno, sino dos los escritores considerados por casi todos como los que mas han destacado narrando las aventuras de este superheroe. Los aficionados mas jóvenes diran Ed Brubaker, los de la vieja escuela, Mark Gruenwald. Y es que Mark, a lo largo de un poco mas de ciento treinta números, en un periodo que abarcó mas de diez años dejó una huella imborrable, creando personajes que aún ahora vemos en los comics como Crossbones o la Serpent Society, en historias tan destacadas como Scourge of the Underworld o la que venimos a comentar hoy, The Captain.

    A mediados de la década de los ochenta uno de los "trucos" que se le ocurrieron a Marvel para atraer nuevos lectores a sus títulos fue el cambiar la identidad secreta debajo del uniforme de sus personajes mas emblemáticos. Después de el éxito obtenido con Jim Rhodes como el nuevo Iron Man y Beta Ray Bill como un nuevo Thor, Mark Gruenwald decidió hacer lo mismo con Captain America (curiosamente Mark fue editor tanto de Iron Man como de Thor cuando estas decisiones fueron tomadas). Para sustituir a Steve Rogers como Captain America, a Mark se le ocurrió un personaje diametralmente opuesto a este, un anti heroe (un concepto muy de moda en esa época) que había creado no mucho tiempo antes, John Walker, mejor conocido como Super Patriot. Y digo diametralmente opuesto, porque sencillamente así es John Walker. Mientras Steve era una "rata de ciudad", nacido en Brooklyn, John Walker era un sureño campirano, con ideas y actitudes muy diferentes a las de Steve.

    The Captain, la historia que vengo a comentar (cosa que no he hecho y ya voy en el tercer parrafo) narra el ascenso y la caida de John en el puesto de Captain America. Pero ¿como es que se hizo de el puesto en un principio? Pues bien, al comienzo de la historia, en el histórico número 332 de Captain America, el gobierno de EUA le quita el uniforme a Steve Rogers, pues a el no le parece justo que el gobierno controle sus acciones. Una vez que entrega el uniforme y el escudo, el gobierno decide buscar a su sucesor. Después de analizar a los diferentes candidatos (entre ellos, el infame Nuke de la saga Born Again de Daredevil), el consejo de políticos decide que el mejor candidato es Super Patriot, que recientemente había frustado un atentado terrorista en Washington.





    El gobierno estadounidense prefiere tenera un grupo de villanos 
    a su cargo que a Steve Rogers, solo porque este debe 
    dinero de impuestos. Y pensar que ahora
    su nuevo presidente también los debe.
     
    En John Walker, Mark Gruenwald crea un personaje  muy especial. O lo amas (si eres por ejemplo Donald Trump) o lo odias, no hay puntos medios. John es un personaje con un temperamento muy fuerte, de mecha muy corta y con sus "valores" muy arraigados. Lo único que le falta es ser racista. Y comento lo de mecha muy corta porque a lo largo de los números que constituyen esta historia lo vemos en muchas ocasiones perder la cabeza, cada vez mas, hasta que llega a un punto sin vuelta atrás, el asesinato de dos de sus antiguos compañeros.















    Donald Tru..., digo John Walker haciendo a
    Estados Unidos grande otra vez.

    Sin embargo Mark Gruenwald no se olvida de Steve Rogers y narra paralelamente sus aventuras primero sin un uniforme y después con un uniforme negro y bajo el seudónimo de The Captain. Con esta nueva identidad y la ayuda de Nomad y D-Man, The Captain se enfrenta a diferentes adversarios como la Serpent Society e incluso amigos como Iron Man (que en ese tiempo también tenía sus propios problemas ya que en su título se desarrollaba la saga de Armor Wars la cual también ya ha sido comentada en esta página).







    Richard Nixon es en realidad una serpiente despreciable.
    ¿Estamos seguros que esto es solo una historia de ficción?

    El arte se divide entre Tom Morgan en los primeros números y despues Kieron Dwyer, ambos cumplidores pero ninguno de los dos particularmente destacados. Sin embargo si me tuviera que quedar con alguno de los dos lo haría con el primero. Eso, si, las secuencias de acción de ambos son bastante dinámicas y en general quedan muy bien con el tipo de historia que se esta contando.






    La muerte de los padres de John a manos de sus otrora
    amigos. El punto de quiebre para el nuevo Captain.

    En conclusión, una historia un tanto larga, pero en general bastante dinámica, con un enfrentamiento contra la Serpent Society muy bueno y cuyos últimos tres números con el enfrentamiento entre John y Steve además de la revelación de quien esta detrás de el despido de este último de el puesto son de mis favoritos. Si les gusta la acción y son fanáticos de cualquiera de estos dos personajes esta es una historia que no pueden dejar pasar.







    #Yun

    Autor: Emile Rudoy

    Yun es adicto a leer y ver películas. Es fanático de los cómics, pero no tanto de las películas basadas en ellos, por lo que les da con todo. Nunca olvida nada, por eso no lo hagan enojar.

    Website: Yun's Diary

    • Facebook
    Scroll to Top