Cronicas

728x90 AdSpace

  • Noticias

    miércoles, 30 de diciembre de 2015

    Sigamos hablando de Star Wars: The Force Awakens




    Han pasado dos semanas desde que se estrenó Star Wars: The Force Awakens. La película resultó tener lo suficiente para complacer a la mayoría de los fans (aunque no a todos) y sigue dando de qué hablar. ¿Qué mejor manera de terminar el 2015 que como lo empezamos? Sobreanalizando la cultura pop.



    Mary Sue Skywalker

    Una de las criticas a Star Wars: The Force Awakens que parece no morir es que Rey es de alguna manera un “Mary Sue”. Para los que no están familiarizados con el termino, proviene de una satira de Star Trek que hacia burla de las escritoras de fanfics que se insertaban a si mismas en sus historias. Los personajes resultantes eran frecuentemente muy capaces en todo lo que hacían y eran admiradas por el resto de los personajes establecidos. En el caso de Star Wars, la critica se originó gracias a la reacción de Max Landis:

    ¿Quién es Max Landis? Fue el escritor de Chronicle, y por lo tanto parcialmente responsable por la carrera de Josh Trank. También acostumbra subir videos de YouTube haciendo criticas vacuas a historias de cómics y algunas veces se desempeña como escritor de los mismos, siendo responsable por historias de Superman que comparadas con Man of Steel hacen ver a Zack Snyder como Grant Morrison.

    La lógica de querer encasillar a Rey como una Mary Sue es bastante pobre, en particular porque el termino es muy vago e inútil. Utilizar un avatar-autor es un recurso familiar y que en muchas ocasiones ha dado como resultado personajes memorables. Si para determinar si un personaje es un Mary Sue es porque está basado en el autor, entonces Superman seria un Mary Sue, como lo señaló Mark Waid. No fue muy difícil establecer una línea directa entre la impotencia que sintió Jerry Siegel cuando su padre fue asesinado con la creación idealizada de un personaje con superpoderes. Otro ejemplo sería James Bond, cuyo creador Ian Fleming era un oficial de inteligencia y que sin duda basó a su personaje en sus experiencias, añadiéndole todas esas características que hacen de Bond un prototípico macho alfo. ¿Cuántas veces han leído a James Bond ser descrito como un Mary Sue?

    El argumento es especialmente irónico porque estamos hablando de Star Wars. Una historia que comenzó como las aventuras de Luke Skywalker, escritas por George Lucas.

    Otro autor de cómics, Peter David, le clavó otra estaca al argumento en contra de Rey, apegándose a un semántica estricta:

    Rey is not a Mary Sue for the simplest reason of all: the authors of the work are male. She can’t be wish fulfillment for a female writer because a female didn’t write it. End of story.

    Entonces, si hay otros personajes que son representaciones de sus autores y ese definitivamente no es el caso con Rey, ¿exactamente qué es lo que la hace un Mary Sue? ¿Sus capacidades?

    Analizando la historia mostrada en Star Wars: The Force Awakens, es claro que hay cosas que aún no sabemos de Rey. No sabemos no estamos seguros ok, bueno, es la hija de Luke Skywalker, por lo que es bastante probable que haya recibido algún tipo de entrenamiento desde su infancia. Incluso si prestamos atención a escenas como la de Rey usando el Mind Trick, son cosas que ocurren después del interrogatorio de Kylo Ren, como si este hubiera desbloqueado recuerdos de su infancia, entre los cuales se podría encontrar entrenamiento en las artes Jedi. Esto invalidaría las quejas sobre cómo Rey es tan hábil a pesar de no haber recibido los 20 minutos de entrenamiento que Luke tuvo en la trilogía original.

    Pero aunque ese no fuera el caso, ¿cuál es el problema? La lista de actores de acción (Keanu Reeves, Tom Cruise, los clásicos de los 80’s como Arnold y Stallone) o de personajes (Batman, Captain America, James T. Kirk) que son mostrados como hipercompetentes es muy larga, y nunca son criticados usando términos peyorativos que los comparan con material creado por escritores torpes y amateurs. Por otra parte, recuerdo que una de las objeciones al personaje de River Song en la serie británica Doctor Who era precisamente ese: que era una Mary Sue, a pesar de que su creador es un hombre, como el caso de Rey. River, como Rey, parecen sufrir de algo imperdonable para sus críticos: son igual – o más – de capaces que sus contrapartes masculinas.

    Realmente todo se reduce a eso.

    Si Rey no cumple los requisitos específicos para ser llamada una Mary Sue, y la única razón por lo que es criticada es porque tiene grandes capacidades y es algo que no aplica a todos los demás personajes con los que comparte esa característica, entonces la única opción posible es que el problema no es cómo la manejaron en la película, sino que es su genero.

    Es algo bastante infantil. Toda esta penosa situación nos debió de haber enseñado dos cosas: 1) Debemos como fans dejar de analizar las cosas que nos gustan desde un punto de vista tan insulso y cargado de dobles estándares y 2) Debemos de dejar de prestar atención a las estupideces que dice Max Landis.

    Mejor hay que prestarle atención a Kevin Smith, quien dijo “I like Girl Luke more than I like Boy Luke”.



    Expanded Universe

    Una de las bajas resultantes de la compra de Lucasfilm por Disney fue la destrucción del Universo Expandido. Esto fue por motivos creativos enteramente validos; no querían que en un futuro se vieran en la situación de sentirse restringidos por algo que fue publicado en un oscuro libro en el 2006. Si no están familiarizados con los eventos que ocurren post Return of the Jedi, io9 tiene un resumen muy completo.

    En pocas palabras, décadas después de que la segunda Death Star fuera destruida, la Nueva Republica había sido decimada, Chewbacca murió peleando con una luna, y un hijo de Leia y Han, entrenado por Luke, cayó en el Lado Oscuro y fue responsabilidad de su hermana derrotarlo y acabar con su amenaza.

    Dejando de lado lo de Chewie y la luna, eso suena muy parecido a lo que vemos en Star Wars: The Force Awakens.

    Por mi parte, siempre rechace cualquier cosa que ocurriera después de Return of the Jedi. Para explicar por qué, usaré las palabras de mi escritor favorito: J.R.R. Tolkien.

    (Tolkien fue una gran influencia para Lucas, y en un draft de Star Wars incluso… tomó prestada una escena de The Hobbit, así que analizar Star Wars mediante el lente de Tolkien es siempre apropiado)

    Tolkien creó la palabra “Eucatastrophe” para referirse al desarrollo final de una historia que tiene como propósito entregar el merecido final feliz de Cuento de Hadas a nuestros héroes. En The Lord of the Rings, la destrucción del Anillo Único es la eucatástrofe con la que termina la historia, trayendo por fin la paz Middle-Earth. Tolkien encontró el final tan poderoso y definitivo que cuando intentó hacer una secuela, no pasó de la media docena de paginas por encontrarla terriblemente deprimente y la dejó de escribir (¡y en un cliffhanger! Nunca sabremos quién tocó la puerta…)

    Star Wars, con todo y sus viajes espaciales y pseudociencia, es una fantasía Tolkienesca en el molde de Joseph Campbell y su héroe de los mil rostros. Los eventos que ocurren en Return of the Jedi – la destrucción de la segunda Death Star, la redención de Anakin Skywalker, el rechazo de Luke al Lado Oscuro y la muerte de Palpatine, fueron la Eucatástrofe de Star Wars. No tendría sentido que el Imperio simplemente se desvaneciera después de su derrota, pero ni importa; lo importante era el significado de la victoria Rebelde dentro de la Historia de Star Wars. Para continuar, se tenia que perder eso, porque sin tragedia no hay drama ni conflicto.

    Así que durante mucho tiempo decidí que lo mejor era ignorar todo lo que ocurriera después de la victoria en la luna de Endor.

    Pero con Star Wars: The Force Awakens, esto se volvió mucho más difícil. Ahora bien, soy el primero en considerar fatua la tendencia que tienen los fans de dividir la ficción en “real” y “falsa” como si designios corporativos tuvieran la facultad de reescribir la línea entre la realidad y la ficción, pero es también un hecho que las aventuras de un personaje como Han Solo tienen mucho más peso cuando son interpretadas por Harrison Ford que cuando son escritas por un hack cualquiera.

    También está el hecho que J.J. Abrams solo tenia que hacer una película no horrible para que fuera un éxito, y fue más allá del deber e hizo una película maravillosa.

    ¿Cómo reconciliar el desprecio por la idea de continuar la historia con una apreciación por Star Wars: The Force Awakens?

    Una vez más, volvamos a Tolkien.

    The Lord of the Rings fue lo ultimo que sabemos que ocurre en Middle-Earth, pero hay mucho material que abarca miles de años antes de la destrucción del Anillo. En esas historias el Mal es recurrente, renace cuando creemos que fue derrotado, y ya sea con el rostro de Sauron o Morgoth, siempre surgen nuevos héroes para enfrentarlos y darnos nuevas historias de valentía y coraje.

    En esencia, eso es de lo que tratan estos romances.

    Además, jamás tuve el más mínimo interés en ver cómo Luke Skywalker entrenaba nuevos Jedis. ¿Pero ver cómo Mark Hamill interpreta a Luke Skywalker entrenando nuevos Jedis?

    ¿Ya puedo comprar los boletos para el octavo Episodio?



    Marvel’s Star Wars

    Entre las virtudes de Star Wars: The Force Awakens – sus diálogos, sus actores, sus personajes, etc – no se encuentra la capacidad de sorprender; los desarrollos más importantes fueron telegrafiados y su reverencia a la cinta original hace pensar que todas las noches Abrams se arrodillaba ante un holograma del Lucas de 1976 para preguntarle “What is thy bidding, my master

    Sin embargo, hay una parte que sí fue bastante sorprendente: su final. No hablo de la aparición de Luke Skywalker exiliado en una isla lejana, sino de la composición narrativa de la escena. Después de seis películas, hay un final de película de Star Wars formalmente establecido: terminan con una toma estática, perfectamente fotografiada, de nuestros valerosos héroes ya sea en triunfo o en melancolía. El final de The Empire Strikes Back es comúnmente descrito como un cliffhanger, pero no lo es, porque carece de la inmediatez necesaria en uno, lo cual es lo que tienen en común todos esos finales: ya sea que marquen el final de una historia con finalidad o con la promesa de aventuras por venir, ninguno se puede considerar como un descarado preámbulo de la siguiente película.

    Lo cual es lo que vemos en Star Wars: The Force Awakens. Una vez que descifran el mapa para encontrar a Luke, con Leia y el resto de la Resistencia viendo a Rey partir en el Falcon, ese hubiera sido el momento perfecto para acabar la película de la manera en la que Lucas nos tenia acostumbrados, pero esta continua durante varios minutos más, para culminar con Rey tratando de devolver a Luke su Lightsaber. Atípico para una película de Star Wars, pero bastante común en una serie de películas que últimamente ha alcanzado un éxito casi comparable. Hablo, por supuesto, del Universo Marvel en el cine.

    La escena tiene todas las características de las escenas post-créditos de Marvel. Funcionan más como preámbulo que como final, y está específicamente diseñada para dejarnos con ganas de ver lo que sigue. Muchos se quedaron en sus asientos al terminar la cinta, esperando algo más. Mientras que otros fans, seguros en la forma de la serie, no sintieron la necesidad de hacerlo. Ambos estaban en lo correcto y ambos estaban equivocados. Star Wars: The Force Awakens sí cuenta con una escena post-créditos, sólo que la pusieron antes de ellos.

    ¿Fue de alguna manera impuesto por el estudio, para maximizar expectativas? Sin duda hay cierto segmento de fans que consideran a Disney la Fuente de Toda la Maldad en el Mundo, a pesar de que han demostrado ser magníficos salvaguardas de las propiedades que han adquirido en los últimos años, así que me inclino por “No”. Pienso más bien que fue el resultado inevitable de la estructura de la historia. Abrams y Kasdan han comentado que fue difícil encontrarle a Luke el lugar adecuado en la trama, ya que si lo introducían pronto tendía a atraer toda la carga narrativa de la trama; pero Luke tenia forzosamente que tener una aparición, y esta tenia que ser importante. Dejarlo hasta el final resolvía el dilema, aunque daba como resultado este final relativamente incongruente con el resto de la saga.

    (Como punto adicional, el situar a Luke hasta el final imagino es la razón por la cual nunca se nos dice que Rey es su hija a pesar de que la película se esfuerza mucho en dejarlo en claro. Si hay alguien que debe de decir las palabras “I am your father” en esta trilogía es Luke Skywalker, manteniéndose dentro de la Primera Verdad de Star Wars: las películas riman)



    Darthing Out

    Hay muchas teorías alrededor de la trilogía de secuelas: por qué abandonaron Rey, la relación entre Finn y Poe, quién era ese Stormtrooper tan badass y así, pero no hay mucho para sustentarlas de una manera o de otra. Esta, en cambio, parece ser bastante definitiva.

    Darth Plagueis era el maestro de Palpatine, y un personaje que Lucas soltó como si nada en medio de Revenge of the Sith, insinuando que él o sus enseñanzas tuvieron que ver con la concepción de Anakin. Durante casi 10 años la información sobre él fue escasa, y no fue hasta el 2012 que se publico una novela homónima donde se describía la historia de su vida, desde que entrenado por Darth Tenebrous hasta su asesinato por parte de Palpatine.

    Cuando el Lider Supremo Snoke hizo su aparición en Star Wars: The Force Awakens, estoy seguro que muchos fans hicimos la conexión con Plageuis basados en absolutamente nada más que no sabíamos nada de Snoke y casi nada de Plagueis, esperando que dos cosas desconocidas de alguna manera resultaran en algo conocido.

    Pero industriosos fans en el internet fueron más allá, y analizaron los soundtracks para encontrar una verdadera conexión.



    La verdad no hay duda. La música de Palpatine’s Teachings, la escena de la opera, del soundtrack de Revenge of the Sith es la misma que la de Snoke, del soundtrack de la más reciente entrega. Las posibilidades de que sea una mera coincidencia son exactamente cero. Abrams eligió esa música para usar en la escena de Kylo Ren con Snoke y fue justo lo que Williams entregó. Si hay una mejor explicación que Darth Plagueis = Snoke para ello, me gustaría conocerla.

    Espero que sea cierto. Con excepción de una referencia a los Stormtroopers habiendo sido clones en el pasado, se podría incluso pensar que las precuelas no forman parte de la continuidad de estas nuevas películas por la manera en la que fueron ignoradas. Revelar a Snoke como el maestro de Palpatine seria una excelente aportación a la circularidad de Star Wars.

    (Tanto Abrams como Kasdan negaron que sean el mismo personaje, con Kasdan incluso afirmando que ni siquiera conocía a Darth Plagueis, pero creo que ninguno de los dos lo aceptaría de ser cierto antes de que se revele en pantalla)



    The Force is Strong

    Como nuestro infatigable Chris ha reportado estas dos semanas, Star Wars: The Force Awakens está despedazando todo tipo de records en taquilla, incluso aquellos que generalmente no pensamos que existen como “Mejor martes” o “Mejor Navidad” pero obviamente sí. Con los reportes de que la audiencia de la película se está expandiendo más alla de la obvia (hombres treintones) lo posibilidad de que rompa todavía más records se va incrementando.

    En este momento, la recaudación de la cinta es $600,949,526, apenas a dos semanas de su estreno. Esto la posiciona en el lugar numero 5 en la taquilla de los Estados Unidos, habiendo superado los $534MDD de The Dark Knight hace unos días. En unos días más, habrá superado a The Avengers y poco después se encargara de sobrepasar a Jurassic World y Titanic. Lo mas probable es que para  Enero supere a la campeona actual, Avatar.

    Pero esos son fáciles. La verdadera pregunta es si logrará superar aquellos records que son mucho más difíciles de romper: la taquilla mundial y la ajustada a la inflación.

    Aunque superar a Avatar en los EEUU es bastante factible, hacerlo a nivel mundial es otra cuestión. Avatar es el campeón indiscutible con 2,800 millones de dólares. Esto es difícil para Star Wars porque la serie es, históricamente, un fenómeno particularmente estadounidense, mientras que Avatar por alguna razón que los científicos y académicos jamas serán capaces de determinar logró capturar la atención del mundo entero. La recaudación de la trilogía original se concentro principalmente en los Estados Unidos, con el resto del mundo aportando entre 35%-50% de las ganancias. Las precuelas funcionaron mejor, con los porcentajes mundiales estando por encima del 50%, pero muy, muy alejados del 72.7% que tuvo la película de James Cameron de la cual nadie puede siquiera nombrar un solo personaje.

    Es seguro que Star Wars: The Force Awakens entrará al exclusivo club de los Mil quinientos al lado de Furious 7, The Avengers y Jurassic World. Con algo de suerte, cruzará los dos mil junto con Titanic, pero llegar a los casi tres mil millones como Avatar es algo que veo muy dudoso, a menos que a China le de la fiebre de Star Wars.

    La otra pregunta es si llegará a ese exclusivo club formado por los verdaderos clásicos y fenómenos culturales: la más taquilleras de la historia ajustadas a la inflación. En esta lista tenemos a Gone with the Wind con unos (ajustados) 1,685 millones de dólares y en segundo lugar a la original Star Wars con 1,485 millones. Para llegar al Top Ten tiene que desbancar a Snow White and the Seven Dwarfs y sus $909MDD. Este es un club exclusivo, y ninguna cinta del siglo 21 ha logrado entrar – Avatar se queda en el 14 – con la más reciente siendo Titanic en 1997 con 1,129 millones.

    ¿Puede alcanzar Star Wars: The Force Awakens los mil millones en Estados Unidos? Es difícil de decir. Si se comporta como hasta ahora, tiene suficiente impulso para llegar a los 900 millones, más allá de eso requeriría del tipo de vistas repetidas y amplia demografía que parece tener, pero aún no se sabe con certeza.

    No se olviden de checar los reportes de taquilla de Crónicas del Multiverso para estar al tanto de los desarrollos.

    --Héctor 

    Autor: Héctor Guerra

    Héctor todas las noches se dedica a combatir el mal en todas sus formas, aunque muchos piensan que es una excusa para salir a la calle en ropa interior. Además es miembro fundador de Crónicas del Multiverso.

    Website: 1 Multiversity Loop

    • Facebook
    Scroll to Top